¿Los probióticos ayudan a equilibrar la microbiota intestinal?

Para entender los beneficios de los Probióticos, es necesario saber: ¿qué es la microbiota intestinal?

Cuando hablamos de bacterias en nuestro cuerpo es difícil creer que existen bacterias buenas. Al momento de estar en el vientre materno somos seres completamente inocuos, pero con el nacimiento se adoptan bacterias del ambiente y así se forman rápidamente las poblaciones de bacterias que conformarán nuestra microbiota.
En el caso de la microbiota del sistema digestivo y particularmente la de los intestinos se compone de un amplio grupo de bacterias buenas y malas, según el siguiente esquema:

TABLA_SEMANA_31

El mayor porcentaje de nuestra microbiota lo componen las bacterias benéficas (<90%) y sólo un porcentaje menor al 0.01% lo representan las bacterias nocivas.

¿Por qué es importante el equilibrio de la microbiota?

  • Defiende a nuestro organismo de infecciones gastrointestinales.
  • Favorece la digestión de fibras vegetales.
  • Promueve la síntesis de algunas enzimas que permiten la digestión de proteínas y polisacáridos.
  • Permite la formación de vitamina K, B2, B6, B12, biotina, ácido fólico y ácidos grasos de cadena corta.
  • Protege la mucosa intestinal.
  • Controla la motilidad y la forma del canal intestinal previniendo estreñimiento.
  • Mantiene un adecuado pH intestinal.
  • Evita la colonización y el sobredesarollo de microorganismos patógenos.

La microbiota intestinal puede alterarse a causa de diversos factores externos, como el estrés, los malos hábitos alimenticios, infecciones por bacterias o parásitos, tratamientos prolongados con antibióticos, entre muchos otros; si se pierde éste equilibrio se altera la capacidad de absorción de nutrientes y los mecanismos de defensa del tracto digestivo, factores esenciales para el correcto crecimiento y desarrollo durante la infancia.

¿Qué puedo hacer para tener una microbióta intestinal equilibrada?

• Consume productos lácteos fermentados, que aporten Probióticos (bacterias benéficas) en cantidad suficiente y que hayan mostrado beneficios reales (verifica género y especie).

• Toma alimentos ricos en fibra, como las verduras, frutas y cereales integrales, que sirven como prebióticos (estimulan el crecimiento de bacterias benéficas), además de favorecer el correcto movimiento  intestinal y promover la eliminación de compuestos tóxicos.

Recuerda que vivimos en una interacción permanente con las bacterias de nuestro intestino, favorece su equilibrio con un estilo de vida saludable y el consumo de Probióticos.

 

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot