¿Los probióticos ayudan a evitar la caries dental?

La caries es una enfermedad infecciosa que afecta a 9 de cada 10 mexicanos. Además, si consideramos que el dolor dental causa la pérdida de 51 millones de horas escolares al año, podemos decir que los más afectados son los niños y adolescentes. Por estas razones es muy importante hacer conciencia en el cuidado de la salud bucal y la prevención de este tipo de enfermedades.

La caries es multifactorial y se desarrolla con mayor facilidad cuando confluyen durante largo tiempo ciertos elementos como:

Destrucción de los tejidos del diente: Debido a los ácidos producidos por el Streptococcus mutans, bacteria patógena que vive en la cavidad bucal.

Desequilibrio de la microbiota bucal: Derivado de malos hábitos alimentarios y una inadecuada higiene permitiendo que se desarrollen más microorganismos patógenos, lo que favorece la formación de placa bacteriana.

Disminución del pH bucal: A causa del consumo de alimentos se genera un ambiente ácido que disminuye el pH bucal y crea un ambiente propicio para bacterias cariogénicas. Existen alimentos que propician un medio más ácido, principalmente los ácidos y/o con exceso de azúcar.

Probióticos y Odontología: Una nueva opción

En la actualidad los probióticos son considerados bacterias con efectos positivos en la salud gastrointestinal que pueden resultar como coadyuvantes para la prevención de caries y enfermedades periodontales.

Las diferentes investigaciones que hasta el momento se han desarrollado, mencionan que pueden existir dos posibles mecanismos de acción mediante los cuales, estos microorganismos beneficios puedan ayudar a disminuir la incidencia de caries.

  • Consumir probióticos puede ayudar a restablecer la microbiota bucal ya que promueven el desarrollo y acción de bacterias benéficas mismas que limitarán el desarrollo de bacterias patógenas como el Streptococcus mutans.
  • Los probióticos pueden adherirse a la superficie de los dientes y formar una bio-pelicula, la cual no permitirá que las bacterias cariogénicas y periodontopatógenas invadan los distintos tejidos dentales, previniendo así la caries.

Si consideramos que en la cultura mexicana la caries se visualiza como un problema menor y solo se acude con el odontólogo cuando existe dolor, es necesario tomar en cuenta las siguientes medidas preventivas:

  • Un cepillado correcto es el principal elemento en la prevención de la caries.
  • Dormir con la boca limpia es un excelente hábito, ya que durante la noche la boca es una incubadora de bacterias patógenas. No sirve de nada cepillarse por la mañana durante 10 minutos si no se realizo un cepillado nocturno.
  • El hilo dental es un excelente aliado, ya que ayudará a remover restos de comida aunque cada vez hay cepillos que ayudan a una limpieza profunda. El uso del hilo se recomienda al menos una vez al día.
  • La higiene bucal comienza desde edades tempranas, por lo que se recomienda que a los bebés se les limpien las encías con una gasa después de ofrecerles alimento y al momento de comenzar a aparecer los dientes utilizar cepillos con cerdas suaves.
  • Los niños deben asistir al dentista a partir de los 3 años y después cada 6 meses.
  • El cepillo dental se debe cambiar cada dos meses.

Por supuesto, el consumo de probióticos se vuelve un coadyuvante importante en la prevención de caries, debido a los efectos positivos que estos brindan en la salud bucal. Sin embargo, para obtener estos beneficios los probióticos deben consumirse diariamente y mantenerse en la cavidad bucal durante un periodo de tiempo, por ejemplo hacer “buches”.

En conclusión, aunque existen diferentes investigaciones que avalan el uso de probióticos en la prevención de caries, hacen falta más estudios que fortalezcan estos mecanismos de acción, así como  determinar el tipo de cepas y el tiempo que estas deben permanecer en la cavidad oral para favorecer la salud bucal.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot