¿Los suplementos y complementos alimenticios son malos?

Los suplementos y complementos fueron creados para mejorar la alimentación de quien los consume.

Un suplemento es un producto rico en nutrimentos; como proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales que pueden reemplazar la alimentación diaria.

Un complemento, es un producto elaborado con algún nutrimento específico como alguna vitamina, mineral, proteína o carbohidrato, que ayuda a complementar la alimentación que se consume diariamente.

¿Vale la pena incluir suplementos y complementos en la alimentación?

Al implementar una alimentación correcta todos los días, no será necesario su consumo; sin embargo, en ocasiones es inevitable, ya sea por cansancio excesivo, falta de rendimiento, alguna enfermedad etc. El uso excesivo o sin prescripción médica, lejos de mejorar la salud, los convierte en productos dañinos. Antes de cualquier consumo se recomienda consultarlo con el médico. Sobre todo si se padece de alguna enfermedad crónica como hipertensión o diabetes.

Algunos suplementos y complementos  han mostrado tener efectos positivos para la salud, por ejemplo ayudan a los deportistas de alto rendimiento, para realizar sus entrenamientos, sin embargo, no hay nada mejor que supere la calidad y los beneficios para la salud que ofrece una alimentación correcta, la cual se basa en los tres grupos de alimentos verduras y frutas, cereales y leguminosas y productos de origen animal, es suficiente para que el organismo pueda acceder a todos los nutrimentos que necesita.

Los suplementos y complementos alimenticios se recomiendan en casos específicos por ejemplo:

  • A niños y adolescentes que están en etapa de crecimiento y en algunas ocasiones presentan inapetencia o por la carga escolar, la práctica de algún deporte, o trastornos alimenticios.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Adultos mayores con disminución del gusto, olfato o con problemas de dentición que les dificulte comer.
  • Personas con enfermedades graves específicas.
  • Deportistas de alto rendimiento.

Desventajas

La automedicación, el consumo excesivo de suplementos y complementos puede traer efectos secundarios:

  •  Pueden producir taquicardia, arritmia, irritabilidad, dolores de cabeza, resequedad en la boca, insomnio, daños en algunos órganos como el riñón o el hígado.
  • Ningún suplementos alimenticio puede sustituir un tratamiento médico formal; hacerlo puede afectar la salud.
  • Como consumidores, estar muy al pendiente que productos que sean suplementos o complementos son necesarios para mejorar la salud, desconfiar de publicidad que no tiene información completa, productos anunciados en internet o vendedores independientes.

Una alimentación correcta y el consumo frecuente de probióticos son considerados hábitos de vida saludable ¡consúmelos diariamente!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot