Mucílago: promoción a la salud

El mucílago es una fibra dietética soluble viscosa con propiedades saludables, se extrae de plantas, raíces, semillas e incluso es producido por ciertos microorganismos.

Algunas fuentes de mucílagos son:

  • Cactáceas (nopales y tuna)
  • Aloe vera
  • Semillas de linaza
  • Semillas de chía
  • Semillas de fenogreco
  • Psyllium (plántago)
  • Algas
  • Leguminosas (frijoles, alubias, etc.)

Dentro de sus principales acciones se encuentra su efecto prebiótico; es decir, que es utilizado como sustrato por los microorganismos benéficos del intestino como Lactobacillus y Bifidobacterium para reproducirse y conferir beneficios a la salud, entre ellos la producción de ácidos orgánicos (ácidos grasos de cadena corta) que benefician el metabolismo y el sistema inmunológico.

El mucílago también exhibe propiedades antioxidantes, reguladoras del sistema inmunológico y laxantes. Contribuye a la sensación de saciedad, control de peso y regulación de niveles sanguíneos de lípidos y glucosa. Además, en diversos estudios se ha observado que estos agentes pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto, así como enfermedades del corazón.

Al tener propiedades gelificantes, humectantes y espesantes se ha empleado durante muchos años en la industria de alimentos (producción de pan, yogurt, crema etc.), situación que lo hace especial para el desarrollo de futuros alimentos funcionales con importantes propiedades a la salud.

¡Puedes complementar el efecto prebiótico de los mucílagos consumiendo diariamente probióticos como el Lactobacillus casei Shirota!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot