No haces ejercicio y comes lo que quieres ¿Por qué no engordas?

El ejercicio suele ser una herramienta de uso común auxiliar en la disminución de peso corporal, y pueden obtenerse buenos resultados cuando se combina con un plan de alimentación adecuado. Sin embrago, es evidente que los resultados obtenidos pueden variar de una persona a otra, tanto así que es muy común escuchar frases como:

¿Qué le haces a todo lo que comes? ¿Por qué no engordas?

Recuerda que la genética y el metabolismo juegan un papel relevante en la composición corporal, y es una realidad que existen características que a todos nos gustaría tener:

Los cuerpos con fácil tendencia al desarrollo de músculo y utilización de las reservas de grasa, son los denominados mesomórficos.

Son el somatotipo (forma del cuerpo) mejor dotado genéticamente hablando, pues su constitución física es la de todo un atleta: con una postura erguida, tórax fuerte, bajos niveles de grasa, hombros anchos y cintura delgada.

Por su naturaleza les es muy fácil desarrollar músculo y aumentar su fuerza sin necesariamente una dieta especial. Son cuerpos ideales para disciplinas como el fisicoculturismo ó corredores de velocidad.

Les es muy fácil desarrollar masa muscular y disminuir la grasa corporal, por lo que prácticamente cualquier ejercicio es recomendable para ellos.

Es importante cuidar la alimentación, pues en muchas ocasiones se cae en el error de elegir alimentos altos en grasas y carbohidratos, sabiendo que no tendrán un mayor impacto en su peso (factor que no les preocupa), pero vale la pena tener presente que todo exceso tiene consecuencias, y que estos malos hábitos de alimentación a la larga podrían perjudicar la salud.

Recuerda que lo mejor siempre será mantener una alimentación saludable, combinada con una rutina de ejercicios adecuada y el consumo de probióticos regularmente para mantener una buena salud digestiva!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot