Para cuidar mi salud ¿es suficiente consumir alimentos funcionales?

No del todo. Para cuidar  tu salud, es necesario que consumas  alimentos funcionales y los complementes con  estilos de vida saludables.

Los estilos de vida saludables comprenden conductas de salud como implementar una   alimentación correcta, practicar alguna actividad física, evitar el consumo de sustancias nocivas para la salud (Drogas, exceso de alcohol y tabaco), dormir de 7 a 8 horas diarias, adoptar una actitud positiva ante la vida, monitorear el estado de salud, entre otras.

Los alimentos funcionales son componentes normales de la dieta del  ser humano, que ofrecen una alternativa para mantener la salud, para prevenir la aparición temprana de enfermedades crónicas, y por tanto tienen un gran potencial preventivo y curativo.

Es necesario hacer hincapié en que la incorporación de los alimentos funcionales a la dieta deberá hacerse siempre en el contexto de un plan de alimentación correcto dirigido a las necesidades y características de cada individuo.

Alimentación correcta

Ningún alimento por sí solo puede ser completo y cubrir tus necesidades nutrimentales, para ello requieres una alimentación correcta que reúna las siguientes  características:

  1. Completa. Incluye en cada comida, por lo menos un alimento de cada grupo del plato del bien comer.
  2. Variada. Escoge alimentos distintos de cada grupo, preparándolos de manera diferente cada día.
  3. Suficiente. Cuida la cantidad de alimentos que consumes para que no te excedas o carezcas de tus necesidades
  4. Equilibrada. Mantélas proporciones de los grupos de alimentos del plato del bien comer.
  5. Adecuada. Tu alimentación debe adaptarse a tus gustos, cultura y recursos económicos.
  6. Segura. Que no contenga toxinas, contaminantes y microorganismos que causen enfermedades, además, que no exceda en azúcar y sodio.

 

Actividad física

Para tener salud necesitas, además de llevar una alimentación correcta, practicar alguna actividad física constante que se integre a tu estilo de vida saludable.

Muchas personas creen que deben pasar horas en el gimnasio o correr un maratón para realizar actividad física, en realidad no es así.

Los expertos, definen a la actividad física como “El conjunto de movimientos que incrementan el gasto energético”. Ésta puede ser clasificada de acuerdo al propósito e intensidad: sedentaria, moderada y vigorosa.

¿Entonces qué actividad física puedes realizar para incrementar tu gasto de energético?

Si tu actividad física es sedentaria, puedes empezar por caminar o bailar.

Si es moderada, puedes jugar futbol, básquetbol, voleibol, andar en bicicleta, patinar, hacer gimnasia, ejercicios aeróbicos o el deporte que prefieras.

Para integrar tus estilos de vida saludables, además de la alimentación correcta y la  actividad física debes dormir de 7 a 8 horas diarias y así recuperar energía,  evitar el consumo drogas, exceso de alcohol y tabaco, adoptar una actitud positiva ante la vida donde tus emociones y sentimientos no repercutan negativamente a tu salud, tener sexo seguro, así mismo monitorear tu  estado de salud para que estés a tiempo de prevenir enfermedades.

Los alimentos funcionales, representan una alternativa para cuidar tu salud, por lo que debes consumirlos frecuentemente. Sin embargo, ten en cuenta que los beneficios de los alimentos funcionales son mejorados cuando los complementas con estilos de vida saludables.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot