Picaditas de pollo

Rinde 4 porciones

Picaditas de pollo

Rinde 4 porciones

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de harina de maíz para
  • preparar masa
  • 1 taza de agua o más
  • 400 g de frijoles molidos sin grasa
  • Aceite vegetal
  • 400 g de pollo cocido
  • Sal y pimienta al gusto
  • 200 g de queso Cotija
  • 3 jitomates medianos
  • 1/4 de cebolla

PREPARACIÓN

  1. Coloca la harina de maíz en un platón hondo, agrega un poco de sal y agua poco a poco, amasa para
    incorporar perfectamente los ingredientes, hasta formar una masa firme y bien humectada.
  2.  Forma bolitas de masa con la mano y presiónalas en un plástico en medio de dos platos, para formar
    discos de aproximadamente 4 cm de diámetro. Calienta un sartén a fuego medio y coloca los discos
    para que se cuezan durante 3 minutos de cada lado.
  3. Retíralos del sartén ya que estén cocidos y sin dejarlos enfriar, pellizca alrededor del disco.
  4. Ya que tengas todas las picaditas listas, úntales los frijoles y regrésalos al comal, previamente
    engrasado con una cucharada de aceite.
  5. Desmenuza el pollo cocido y salpimiéntalo al gusto. Ponlo sobre cada picada, agrega queso Cotija y
    déjalas al sartén por un minuto más para que doren.
  6. Corta los jitomates y la cebolla en cuadros pequeños, mézclalos para formar un pico de gallo.
  7. Sirve las picaditas y acompáñalas con el pico de gallo.

Tabla de porciones por edad: 

ESTA COMIDA SE EQUILIBRA CON LOS SIGUIENTES ALIMENTOS

QUESO

Aporta proteínas de alto valor, calcio, fósforo, vitaminas A, E, B2 y D, además de pocas calorías, siempre y cuando se elijan los frescos y no maduros.

JITOMATE

Tiene vitamina C, las del grupo B y la E, además de propiedades anticancerígenas. Su licopeno aporta antioxidantes, más cuando se cocina o es sometido al calor.

MAÍZ

Cereal rico en fibra, ácido fólico, calcio y tiamina. Aporta proteínas vegetales que, al combinarse con leguminosas como frijoles, se convierten en proteínas.

SALUD INTESTINAL

En la actualidad la gran mayoría de la población sufre algún trastorno digestivo, derivado de comer rápido, el mal manejo del estrés y sobre todo la mala elección de los alimentos que consume diariamente, lo cual le provoca: diarrea, gases, estreñimiento y mala digestión.

Consumir diariamente probióticos y prebióticos proporciona beneficios a la salud gastrointestinal y también nos puede ayudar a:

  • Estimular el buen funcionamiento del sistema inmune
  • Reducir infecciones vaginales en mujeres embarazadas
  • Un óptimo crecimiento y desarrollo en los niños

¡RETO! Vayan al parque en familia y enséñales a tus hijos un juego que tú hacías cuando eras niño/a: atrapadas, saltar la cuerda, saltar el resorte, quemados, entre otros; además de que se ejercitan, tendrán muy gratos recuerdos.

Comments are closed.