¿Por qué me cuesta tanto aumentar mi peso corporal?

El peso corporal es un tema que a muchos preocupa, en la mayoría de los casos para disminuir y en algunos otros para ¿aumentar? sí, aunque parezca increíble hay personas que se esfuerzan por subir de peso y en ocasiones con casi nulos resultados.

Existe una teoría que trata de explicar esta y muchas otras reacciones que presenta el cuerpo ante diferentes factores, como la alimentación, la genética, el ejercicio y de más.

La teoría de los fenotipos ó biotipos ó formas del cuerpo, fue propuesta por Sheldom en 1940, y actualmente puede ser utilizada como referente para diagnósticos corporales enfocados al deporte (físico-culturismo), a la moda (tipo de ropa que se debería utilizar para lucir mejor), etc.

En específico, este tipo de personas que presentan una composición corporal con pocos almacenes de grasa, extremidades delgadas y tórax estrecho (constitución pequeña y frágil) son las que se catalogan con un somatotipo ectomórfico (el flaco envidiado) y que a pesar de lo que coman y de la escasa o nula actividad física que realicen su peso no se ve afectado debido a su metabolismo acelerado.

En el área deportiva, estos cuerpos son los ideales para disciplinas como maratón, caminata y ballet.

Si tienes este tipo de cuerpo y te interesa aumentar tu peso corporal ármate de mucha paciencia y persistencia pues el proceso es lento, ya que esta tendencia a no almacenar grasa está dictada genéticamente, y se puede modificar pero no en una forma relevante, es decir, lo importante es enfocarte a ganar peso a partir de músculo y no aumentar únicamente tu porcentaje de grasa corporal, que puede ser nocivo para tu salud.

El tipo de ejercicio que te puede ayudar es el anaeróbico (de fuerza) mayormente para tratar de construir más masa muscular, mientras que el aeróbico en menor medida sólo para mantener una buena condición física. Además de la caminata, una rutina de ejercicios básicos (sentadillas y ejercicios realizados con tu propio peso) te ayudarán a mejorar el tono de tu cuerpo.

Recuerda realizar periódicamente tus chequeos médicos pues el ser delgado no necesariamente es sinónimo de salud, por lo que tu alimentación juega un papel fundamental para que el aumento sea de forma saludable. Además, el metabolismo con forme avanza la edad también cambia, por lo que debes prestar atención a ese momento y realizar los ajustes necesarios para evitar la acumulación de grasa.

Cuidar tu alimentación, practicar ejercicio regularmente y el consumo de bacterias probióticas te ayudarán a conseguir tu objetivo.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot