¿Pueden hacer ejercicio los adultos mayores?

A medida que las personas envejecen hay varios cambios en la salud. Estos cambios son progresivos e inevitables pero se ha demostrado en varias investigaciones, que el ritmo de degeneración se puede modificar con el incremento de la actividad física. ¡En efecto, el ejercicio constante puede ayudar a mantener o mejorar la condición física, el estado mental y muchos beneficios más!

Mantenerse activo y hacer ejercicio regularmente ayuda a prevenir o retrasar algunas enfermedades. Permite la movilidad, flexibilidad y fuerza para el desarrollo de actividades diarias, mejora el estado de ánimo y genera ambientes recreativos, permite compartir una actividad con la familia y amigos. El ejercicio es seguro para la mayoría de los adultos mayores, incluso para personas con diferentes enfermedades crónicas, pueden hacer ejercicio con seguridad.

Algunos de los beneficios de la actividad física en los adultos mayores son:

  • Controlar el peso, disminuyendo la grasa corporal.
  • Disminuir el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, previniendo y/o retrasando el desarrollo de hipertensión arterial, incluso disminuyendo los valores de presión arterial en hipertensos.
  • Mejorar el perfil de lípidos en sangre (reducen los triglicéridos, el colesterol malo LDL y aumentando el colesterol bueno HDL).
  • Mejorar la regulación de la glucosa,  disminuyendo el riesgo de padecer Diabetes Mellitus tipo 2.
  • Mejorar la digestión y los movimientos peristálticos, previniendo estreñimiento.
  • Disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer entre ellos el de colon.
  • Mejorar la imagen corporal y el autoestima, aumentando el entusiasmo y el optimismo
  • Mantener y mejorar la fuerza, coordinación, postura previniendo caídas.
  • Mejorar la resistencia muscular, incrementado la capacidad para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.
  • Mantener la estructura y función de las articulaciones.
  • Ayudar a liberar tensiones, mejorando el manejo de estrés.
  • Mejorar su calidad de vida y aumenta su capacidad para vivir de forma independiente.

 

Recomendaciones:

Si los adultos mayores van a iniciar con el ejercicio deben consultar primero con su médico.

Bastarán unos minutos al día para comenzar con un hábito muy saludable. Aumentando poco a poco el tiempo y la intensidad para evitar lesiones. Caminar es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Lo mejor de todo es que no se requiere ningún tipo de equipo o experiencia.

El ejercicio es importante durante toda la vida. Cuando mayor sea la condición física que hemos ido adquiriendo haciendo ejercicio, más tardarán las pérdidas y limitaciones en la vida cotidiana. Así pues hay que comenzar a hacer ejercicio lo antes posible.

Es importante considerar que para conservar la salud en todos los aspectos, es necesario combinar la práctica de ejercicio con una alimentación correcta. El consumo de probióticos especialmente el Lactobacillus casei Shirota, contribuyen a mantener la salud. ¡Consúmelos todos los días!

 

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot