¿Qué alimentos cuidar al consumir anticoagulantes?

Los anticoagulantes son medicamentos que retardan la coagulación de la sangre reduciendo el riesgo de trombos y embolias, algunos como la warfarina y el acenocumarol son antagonistas de la vitamina K, impidiendo que sea utilizada por el hígado en la síntesis de los factores de la coagulación.

La disminución de estos factores impide la formación de coágulos, pero a su vez favorece la aparición de hemorragias; por ello es necesario cuidar los alimentos.

Si se consumen alimentos con altas cantidades de vitamina K, se disminuye la capacidad anticoagulante y, por lo tanto, aumentará el riesgo de trombosis. En consecuencia, estos alimentos se deben de incorporar de manera esporádica y consumir una pequeña cantidad dirimente, para evitar picos sanguíneos de vitamina K.

Alimentos con alto contenido en vitamina K

  • Verduras de hoja verde y hortalizas: son la mayor fuente de vitamina K como espinacas, brócoli, col rizada, acelga, perejil, lechuga romana y espárragos Se recomienda consumirlas de dos a tres veces por semana (de ½ taza a 1 taza diaria).
  • Oleaginosas: piñones y pistaches, pueden incluirse de 20 a 30 g por semana.
  • Especias: orégano y perejil, consumir pequeñas cantidades.
  • Aceite de oliva: dosis habituales (3-4 cucharaditas al día).
  • Frutas: un kiwi puede brindar hasta el 25% de requerimiento diario de vitamina K, también el higo y ciruelas aportan un contenido alto.
  • Pescado, hígado, carne de res y huevo.

Para mantener un buen control de los niveles de la coagulación se sugiere:

  1. Establecer horarios en la toma del anticoagulante y cumplir con la dosis recomendada por el médico.
  2. Prestar atención a otros medicamentos que puedan aumentar el efecto de los anticoagulantes y el riesgo de sangrado como el ácido acetilsalicílico y algunos antigripales.
  3. Evitar el consumo de alcohol.
  4. Tener precaución al momento de someterse a pruebas diagnósticas invasivas que puedan causar sangrado.

Además, se recomienda gozar de una buena salud digestiva, ya que se ha encontrado que algunas bacterias intestinales pueden producir vitamina K. Una manera efectiva de tener una microbiota intestinal saludable es consumiendo diariamente probióticos como el Lactobacillus casei Shirota.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot