¿Qué comer fuera de casa?  

Actualmente los mexicanos llevamos un estilo de vida muy acelerado y no nos da tiempo para preparar y consumir alimentos en casa. Gran parte de los alimentos que encontramos fuera suelen ser altos en calorías, grasas y sodio, pero no significa que no podamos llevar a cabo una Alimentación Correcta si aprendemos a hacer elecciones adecuadas.

Sugerencias para tener una mejor alimentación.

  • La regla básica para tener una buena alimentación es que sea completa. Esto es que incorporemos los tres grupos básicos de alimentos: frutas y verduras, cereales, alimentos de origen animal y leguminosas. Asegúrate de incorporarlos siempre en tus comidas principales.
  • Cuida las cantidades. Otro factor clave a la hora de comer es el tamaño de las raciones, entre mayor sea, más comemos; no es necesario terminar todo el platillo. Si ya estamos satisfechos podemos pedir al restante la comida para llevar.
  • Pedir una ración mayor de verduras. Este es el grupo que debe abarcar la mayor parte de nuestras comidas, ya que favorecen el reflejo de saciedad y a la larga se disminuye el consumo de alimentos con alto aporte calórico como los postres. Puedes incorporar las verduras en forma de ensaladas, guarniciones o sopas.
  • Moderación en el consumo de carnes. Se recomienda elegir aquellas con menor aporte de grasa, como el pollo sin piel y el pescado; carnes rojas hasta 3 veces por semana y de preferencia magras como lomo o pierna.
  • Menos harinas. Si tu platillo ya tiene arroz, pasta o papa, evita incluir tortillas o pan y trata de que estos alimentos no abarquen más de una cuarta parte de tu platillo.
  • Menos grasa, más saludable. La forma en que se preparan los alimentos también es importante, las mejores opciones son asadas, a la plancha, cocidas o al horno. Evita aquellas preparaciones que aumenten el contenido de grasa al alimento, como capeados, fritos y empanizados.
  • ¿Dónde comer? Prefiere lugares que ofrezca más variedad de alimentos, así habrá oportunidad de hacer mejores elecciones.
  • Postres saludables. Si tienes ganas de algo dulce, las frutas que sean la primera opción.
  • ¿Qué beber? Para acompañar tus alimentos, opta por agua natural o de frutas, y evita el refresco y jugos envasados. A lo largo del día trata de tomar por lo menos 2 litros de agua natural.
  • 5 comidas al día. Se recomienda realizar tres comidas principales y dos colaciones saludables como frutas, yogurt o frutos secos como nueces, almendras o cacahuates naturales. De esta manera se mantiene el apetito más controlado y probablemente harás una mejor elección a la hora de comer.
  • ¿Te gustan los buffets? Se recomienda visitarlos moderadamente, pues es probable que al tener disponible una gran variedad de alimentos quieras probar de todo y en cantidades mayores a lo que normalmente consumes.

Elegir qué comer es un hábito que repercute directamente en tu salud, recuerda que no siempre tendremos oportunidad de de elegir el tipo de alimento, pero si la cantidad que consumimos. Nuestras manos son una excelente herramienta para medir las porciones, por ejemplo, una ración de verduras es igual a lo que cabe en nuestras dos manos juntas, una de pasta o arroz equivale a un puño cerrado y en el caso de las carnes la ración recomendada es el tamaño de la palma de la mano. Así que recuerda: ¡variedad, moderación y disfrutar tu comida son la clave!

Además de hacer una adecuada selección de alimentos al comer fuera de casa, el consumo habitual de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota es parte de un estilo de vida saludable que puede ayudar a mejorar nuestra salud intestinal y favorecer la absorción de nutrientes.

¡Comer fuera de casa también puede ser saludable!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot