La gastritis es un padecimiento que se caracteriza por la irritación e inflamación de las paredes del estomago, puede ser de aparición brusca y durar solo un corto tiempo (aguda) o perdurar durante meses o años (crónica), siendo esta última la más peligrosa. La gastritis puede mejorar con la medicación, la eliminación del factor causante y la dieta.

Causas

El estómago tiene mecanismos de defensa contra la acción corrosiva de sus propios jugos gástricos, estos mecanismos deben trabajar para protegerlo, sin embargo, existen factores que afectan su funcionamiento y con ello la protección que nos brindan, lo cual provoca la irritación, inflamación y puede llegar hasta la formación de úlceras.
Dentro los factores que impiden el funcionamiento adecuado de los mecanismos protectores por tiempo prolongado, se encuentra la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori, así como el uso de medicamentos antiinflamatorios (aspirina, diclofenaco, naproxeno, ibuprofeno, ketorolaco, entre otros.)
En el mundo, la infección por la bacteria Helicobacter pylori, afecta a más del 50% de la población. Su frecuencia está relacionada con la mala calidad del agua potable, con el hacinamiento, el pobre manejo higiénico de los alimentos, con la disponibilidad de drenaje y con el nivel socio cultural y económico de la población.
En México, esta infección afectada entre el 50% al 70% de la población, siendo responsable del 90 % de los casos de gastritis.
Entre otros factores que pueden provocar gastritis, se encuentran un tipo enfermedad autoinmune, reflujo de la bilis hacia el estómago, vómitos crónicos, fumar, lesiones por quemadura o traumatismo, estrés y consumo excesivo de alcohol.
Síntomas

Se puede presentar:

  • Dolor tipo ardoso en la “boca del estómago”
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Hipo
  • Pérdida del apetito
  • Sensación de inflamación del abdomen
  • Vómito con sangre
  • Heces con sangre

Los síntomas pueden variar de una persona a otra y se agravan por la ingestión de alimentos estimulantes, irritantes, grasosos; bebidas alcohólicas y ácidas, asimismo de comida abundante.

Tratamiento

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento se debe basar en eliminar el factor causante. Por ejemplo, para la gastritis causada por infecciones, el médico puede prescribir antibióticos para tratar de erradicar la bacteria Helicobacter pylori.
En cuanto a otros fármacos cuando el médico lo considere conveniente podrá prescribir antiácidos, neutralizantes del ácido y tranquilizantes que ayudarán a aliviar los síntomas y facilitar la curación.
En todos los casos es recomendable seguir una dieta, donde se eviten alimentos y bebidas que irriten las paredes del estómago y que agraven los síntomas:

  • Bebidas alcohólicas
  • Estimulantes: Como el café, chocolate, refrescos de cola y té.
  • Irritantes: Alimentos muy condimentados con mostaza, pimienta, vinagre, salsas y chile.
  • Ácidos: Jugos de frutas cítricas y de jitomate.
  • Comidas grasosas y abundantes.

Así mismo es recomendable masticar bien los alimentos, comer lentamente, fraccionar la dieta en pequeños volúmenes y evitar alimentos muy fríos o calientes.

Probióticos

Algunos estudios han mostrado que la administración de bacterias probióticas usadas como parte del tratamiento, tienen un efecto benéfico sobre la gastritis, ya que se produce una mayor eliminación de la bacteria Helicobacter pylori y ayuda a mejoran los síntomas, por lo que el consumo de probióticos se está considerando una alternativa para controlar la enfermedad.
Finalmente como medida preventiva es importante tener buenos hábitos de higiene como lavarse las manos correctamente, desinfectar frutas y verduras, así como controlar el estrés, no automedicarse y evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot