¿Qué es la Higiene del Sueño?

Dormir bien es una necesidad que todos tenemos, si descansamos las horas necesarias tendremos un sueño de calidad que garantice una recuperación física, mental y un buen desempeño en nuestras actividades diarias.

Por el contrario, la falta de sueño tiene consecuencias importantes durante el día como: la tendencia a dormirse en todo momento, los cambios repentinos de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista, aumento de estrés, ansiedad, menor capacidad de atención, entre otros. Para que el descanso sea eficaz se recomienda la higiene del sueño.

 

La higiene del sueño se refiere a las actividades o prácticas que facilitan el descanso reparador y efectivo. Se aconseja incluir en nuestra rutina diaria una serie de hábitos que faciliten el sueño y el buen descanso.

Algunas recomendaciones de la higiene del sueño son:

  • Un medio ambiente adecuado donde se mantenga la computadora y materiales de trabajo fuera de la habitación. Se recomienda no tener televisión en la recamara, una cama cómoda y luz apropiada.
  • Eliminar bebidas estimulantes por la noche como: cafeína, cacao, alcohol, chocolate, refresco y algunos tés como el caso del negro o el verde.
  • Actividades relajantes antes de dormir como tomar un baño tibio, leer, escuchar música.
  • Mantener horarios regulares para acostarse y levantarse todos los días. No mire el reloj de noche, si se hace cuando se está tratando de conciliar el sueño o se despierta en medio de la noche puede incrementar el estrés.
  • Alimentación correcta. Es importante tomar en cuenta los alimentos que se incluyen sobre todo por la noche, no se recomienda irse a la cama con hambre y la cena no debe ser muy pesada, por ejemplo, trata de evitar alimentos fritos o capeados o altos en azúcar como pan dulce o chocolate con leche. Un excelente hábitos es cenar 2 horas antes de irse a dormir.
  • Ejercicio. Ayuda a relajarnos ya que disminuye el estrés, lo cual muchas veces impide descansar correctamente. Se recomienda realizarlo 3 horas antes de dormir.
  • Evitar la automedicación, ya que algunos medicamentos en lugar de relajarnos nos pueden estimular y quitar el sueño.

 

  • Evite resolver problemas y planificar actividades mientras esté en la cama. Si tiene cosas pendientes, deje recordatorios para el día siguiente.

La higiene del sueño mejora los problemas de descanso en muchas personas, lo importante está en la constancia de mantener buenos hábitos. Sin embargo, si no se logran los resultados esperados, se recomienda la posibilidad de buscar ayuda con un especialista en trastornos del sueño.

Además de realizar una higiene del sueño para un buen descanso, el consumo habitual de probióticos como el Lactobacillus casei Shirota es parte de un estilo de vida saludable que puede ayudar a mejorar nuestra salud intestinal.

¡Consume probióticos!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot