¿Qué es la neofobia alimentaria y cómo superarla?

La neofobia alimentaria se refiere al miedo a probar alimentos nuevos, lo cual puede afectar las elecciones alimentarias y, por lo tanto, limitar la variedad de la dieta. Se considera que podría ser un problema importante tanto desde el punto de vista psicológico como dietético.

La neofobia alimentaria suele estar determinada por la combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales, y aunque tiene un alto porcentaje heredable, casi una cuarta parte se explica por factores ambientales.

Se ha observado un vínculo más claro entre la neofobia alimentaria y la edad. El comportamiento de evitar alimentos desconocidos aparecería y alcanzaría su máximo entre los 2 y los 6 años, y desciende paulatinamente hasta la edad adulta, donde alcanzaría su nivel mínimo. Sin embargo, con el envejecimiento podría incrementar nuevamente.

También se ha demostrado que la vida prenatal tiene un impacto en las preferencias alimentarias posteriores, lo que muestra la importancia de la calidad de la dieta de las madres durante la gestación.

Otros factores que podrían influir son el nivel de familiaridad del niño con el sabor, el momento y el método de introducción del nuevo alimento, y la actitud de los padres hacia la comida.

Entre las consecuencias que podría tener la neofobia alimentaria se encuentran:

  • Desarrollo de hábitos alimentarios poco saludables.
  • Dieta no equilibrada.
  • Impacto en el peso corporal.
  • Disminución en el consumo de alimentos altamente nutritivos.

Algunas estrategias que se podrían considerar para disminuir o evitar la neofobia alimentaria son:

  • Asesorar a los padres con recetarios y formas de elaboración para que puedan ofrecer opciones atractivas.
  • La exposición habitual hace que el alimento deje de ser nuevo y aumente su familiaridad.
  • Que el niño tenga experiencias positivas con alimentos.

Dado que las elecciones de los padres pueden influir en la aceptación de alimentos por parte de sus hijos, se requiere que los padres brinden un buen ejemplo en relación a la alimentación y promuevan estilos de vida saludables, uno de ellos consumir probióticos, como el Lactobacillus casei Shirota, apto para toda la familia.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot