La quínoa es una semilla relativamente nueva en nuestro país, aunque por sus características físicas, nutrimentales y su forma de preparación es catalogada como un pseudo cereal. Gracias a su alto valor nutrimental, es considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) un “súper alimento”.

Con el uso de la quínoa no se pretende erradicar el hambre y la mal nutrición, pero si disminuir algunas complicaciones que causa el desabasto de alimentos en todo el mundo. Para destacar un poco más sobre las características nutrimentales de este alimento, podemos observar que la quínoa contiene por cada 100g:

  • 69 g de carbohidratos
  • 5g de proteínas
  • 3g de lípidos
  • 399 calorías

Entre las vitaminas y minerales que contiene la quínoa están:

  • Vitamina B1 (Tiamina)
  • Vitamina B2 (Riboflavina)
  • Vitamina B3 (Niacina)
  • Vitamina B9 (Acido fólico)
  • Calcio
  • Hierro
  • Magnesio
  • Fosforo
  • Potasio

¿Por qué es considerada la quínoa un súper alimento?

  • La proteína de la quínoa está compuesta por 8 aminoácidos esenciales recomendados por la FAO para niños de entre 3 y 10 años de vida.
  • Los carbohidratos de este alimento aportan parte de la energía necesaria para satisfacer las necesidades del día a día.
  • Los lípidos o grasas que contiene la quínoa aportan energía al organismo y ayudan a la buena absorción de algunas vitaminas. De igual manera más del 50% son ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6.

 

¿Cómo preparar la quínoa?

Este alimento es muy versátil ya que se puede combinar con casi cualquier alimento, tanto una sopa, ensalada, plato fuerte e incluso en algún postre saludable. Y no te preocupes, es muy fácil conseguir esta semilla en un supermercado o en el tianguis de tu localidad. ¡Además es muy accesible!

Una forma de preparar la quínoa como un refrigerio saludable es:

Ingredientes:

  • Quínoa natural previamente lavada (3 cucharadas).
  • Agua simple potable, caliente (1 taza).
  • Canela (1 rodaja).
  • Manzana picada (½ pieza).

Modo de preparación:

  1. Calienta durante 20 minutos el agua con la canela.
  2. Vierte las 3 cucharadas de quínoa.
  3. Para finalizar agrega la manzana picada.

¡Listo, a disfrutar de la quínoa!

Además de consumir quínoa, recuerda que una alimentación correcta, ejercicio, y el consumo frecuente de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota son parte de un estilo de vida saludable.

quinoa-1

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot