Antes de saber qué es la taurina, es importante mencionar que los aminoácidos son compuestos básicos para formar proteínas y se dividen en:

  • Esenciales: lo que significa que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlos y debemos obtenerlos a partir de la dieta.
  • No esenciales: son aquellos que si producimos de forma natural en nuestro cuerpo.

Dentro de estos últimos encontramos a la taurina que es sintetizada a partir de otros aminoácidos a base de azufre como la cisteína y metionina, además, la podemos encontrar en algunos alimentos.

Actualmente también se produce sintéticamente y se agrega a algunos productos, principalmente bebidas energéticas.

 

¿Para qué sirve la taurina?

La taurina es importante para un adecuado funcionamiento celular y mantenimiento general de los órganos. Sus principales funciones son:

  • Ayuda a regular los niveles de agua y sales minerales en sangre.
  • Forma parte de los órganos y de los tejidos musculares.
  • Fortalece el músculo cardíaco, previene las arritmias cardiacas.
  • Mejora la visión y previene la degeneración macular.
  • Ayuda en la digestión de las grasas.
  • Acelera la eliminación de sustancias dañinas, tiene una acción desintoxicante.

El cuerpo sintetiza la taurina a partir de la cisteína y metionina, alimentos ricos en estos aminoácidos aseguran un adecuado nivel.

 

¿En qué alimentos se encuentra la taurina?

  • Alimentos de origen animal: carnes rojas, aves, pescados, mariscos, leche de vaca y huevo.
  • Alimentos de origen vegetal: avellanas, almendras, lentejas, garbanzos, ajo, perejil, algas marinas y levadura de cerveza.

 

La cisteína se encuentra en la carne de pollo, pavo, cerdo, embutidos, productos lácteos, germen de trigo, frutos secos, granola y hojuelas de avena. Los alimentos ricos en metionina incluyen además el huevo, leche, habas, espinacas, brócoli, proteína aislada de soya, semillas de ajonjolí y girasol.

Una dieta variada brinda  la taurina que se necesita nuestro cuerpo diariamente.

¿Se puede tener deficiencia de taurina?

Las personas que llevan una dieta vegetariana pueden llegar a presentar deficiencia, ya que su alimentación suele ser insuficiente para obtener o producir la taurina.

No existe un requerimiento diario para la taurina, por lo que al menos que haya una deficiencia debido a enfermedad, estrés o vegetarianismo, no hay necesidad de tomar ningún suplemento.

Una ingesta adecuada de taurina es a través de una dieta rica en proteínas (sobre todo de origen animal) y con una cantidad adicional de suplementos de taurina, en el caso de los vegetarianos.

Sobre la taurina sintética

La taurina sintética es añadida a diversos productos como las bebidas energéticas que además suelen tener grandes cantidades de cafeína. La combinación de estas sustancias no solo elimina la fatiga, si no también puede aumentar la sensación de irritabilidad y nerviosismo, así como la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Existe evidencia científica que relaciona el consumo excesivo de taurina sintética con algunas enfermedades como la hipertensión arterial, enfermedad vascular cerebral (embolias), convulsiones y cardiopatías.

También, la taurina se incorpora a muchas fórmulas infantiles, sobre todo para prematuros, ya que poseen una deficiencia para producir la enzima necesaria que convierte la cistationina en cisteína.

Se ha dado cierta controversia sobre su seguridad, por lo que es importante tener cuidado con el consumo de productos con alto contenido en taurina. Algunos estudios afirman que el peligro del consumo de taurina reside en la mezcla de las bebidas energéticas con otras sustancias como el alcohol. Mejor elije un estilo de vida saludable en donde combines una alimentación correcta, ejercicio y el consumo habitual de bacterias probióticas como el Lactobacillus casei Shirota.

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot