¿Qué son los alimentos funcionales?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un  Alimento Funcional es cualquier alimento o ingrediente que demuestre acción benéfica para la salud, que incremente el bienestar del individuo ó disminuya los riesgos de enfermedades, más allá de su función nutritiva.

Es importante abordar este tema, pues la percepción en el cuidado de la salud a nivel mundial está cambiando, ahora los consumidores nos preocupamos por adquirir un estilo de vida saludable, cuyo objetivo es la prevención de enfermedades, e incluye:

  • La práctica regular de algún ejercicio
  • Disminución y/o control del estrés
  • Cuidar los hábitos de higiene
  • Alimentación adecuada, entre otros

Este último punto es en el que se ha volcado mayor interés, pues los problemas de sobrepeso y obesidad han alcanzado magnitudes preocupantes en países como México. Para satisfacer estas demandas, la industria de alimentos pone al alcance del consumidor productos que satisfagan esas expectativas, y proponen una gama interesante de nuevos productos encaminados al cuidado de la salud.

Como ejemplo de Alimento Funcional se encuentran los probióticos, que en países sobre todo asiáticos su consumo está muy arraigado, pues son microorganismos benéficos que llegan vivos al intestino y ayudan a  equilibra  la flora intestinal. Hasta la fecha se ha comprobado que el medio ideal para transportar estas bacterias y mantenerlas viables y en las condiciones adecuadas es mediante los lácteos fermentados, por lo que, además de las bondades nutrimentales de la leche se le proporciona al consumidor beneficios en su salud digestiva.

Semana 20Japón fue uno de los primeros países en accionar y tomar medidas para satisfacer las demandas de su población en cuanto a salud se refiere, pues el aumento de la población adulta y de la tercera edad cambió la forma de atender enfermedades crónicas. Por lo que se preocuparon por diseñar alimentos enfocados a prevenir el desarrollo de enfermedades o en su caso disminuir el riesgo. Actualmente, en Japón, aquellos alimentos que brindan este beneficio se distinguen por ostentar en su etiqueta el símbolo FOSHU (Foods for Specified Health Use), que le garantiza al consumidor que detrás del producto existe además del respaldo científico que avala sus beneficios, el respaldo del ministerio de Salud de ese país.

Y es precisamente en este país, donde se estudia el uso de bacterias probióticas para beneficiar al huésped en su salud digestiva.

Por otro lado, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán, se están estudiando alimentos típicos para atender la problemática de salud de la población mexicana, como:

  • Nopal deshidratado: por su actividad en los niveles de glucosa en sangre, antioxidante y por ser fuente de fibra
  • Semilla de chía: rica en ácidos grasos omega 3 y por su actividad anti-inflamatoria
  • Avena: por su alto contenido en fibra soluble y efecto en la disminución del colesterol.

Cabe mencionar que el consumo de este tipo de productos por sí sólo difícilmente otorgará un beneficio a la salud, pues tiene que ir de la mano con un cambio en los estilos de vida.

Para estar acorde con las tendencias y por convicción lo mejor es seleccionar adecuadamente tus alimentos y ¡adoptar un estilo de vida saludable!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot