¿Qué son los fitoesteroles y cuál es su función?  

Recientemente se habla mucho de los fitoesteroles, los alimentos que los contienen y su relación con la salud humana.

Los fitoesteroles son compuestos, cuya estructura es muy similar a la del colesterol humano, pero su origen es vegetal, por esta razón su consumo es benéfico para la salud del organismo.

Uno de los principales beneficios que estos elementos aportan es que pueden ayudar a reducir significativamente los niveles de colesterol de baja densidad (LDL) en la sangre mismo que afecta la circulación sanguínea al acumularse en las arterias.

Acción de los fitoesteroles en el cuerpo:

  • Impiden que el colesterol proveniente de los alimentos de origen animal sea absorbido hasta en un 50% en el intestino delgado.
  • Reducen la probabilidad de que las grasas se adhieran a las paredes internas de las arterias, por lo que mejora la circulación sanguínea.

Asimismo a los fitoesteroles se les atribuyen otros beneficios entre los que destacan: propiedades antitumorales, antiinflamatorias, fungicidas y bactericidas, sin embargo falta evidencia científica que pueda explicar de manera contundente los mecanismos de acción mediante los cuales se proporcionan estas ventajas.

La ingesta habitual de fitoesteroles en una dieta normal es de unos 100 a 300 mg por día. Los vegetarianos tienen una mayor ingesta (de 300 a 500 mg)

La Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos menciona que el consumo diario de  3 gramos  de fitoesteroles, pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol  LDL (colesterol malo) entre un 11 y 15%, en un plazo mínimo de entre 2 y 3 semanas.

Sin embargo, se debe considerar que no todas las personas presentan esta reducción, ya que esta dependerá de diversos factores como: la alimentación, actividad física, antecedentes familiares, y el propio estilo de vida.

 

¿Y en qué alimentos podemos encontrar fitoesteroles?

Principalmente en aceites vegetales como el de soja, maíz, oliva; frutos secos, como la nuez, pistaches y almendras; así como la col de bruselas, zanahoria, cebolla, naranja, plátano y manzana, por mencionar algunos de ellos.

Los aceites vegetales son una de las mejores fuentes de fitoesteroles. Una cucharada de  aceite de canola tiene de 92 a 118 miligramos de fitoesteroles. La cantidad de fitoesteroles es usualmente reportado en miligramos, lo que los hace parecer como unas fuentes muy ricas. Estos valores, sin embargo, sólo corresponden a 0.1 gramo por cucharada, lo que significa que tendríamos que consumir 20 cucharadas de aceite vegetal para alcanzar los dos gramos de fitoesteroles.

En la actualidad podemos encontrar una gran cantidad de alimentos enriquecidos con fitoesteroles por lo que son considerados como funcionales, algunos ejemplos son: margarinas, quesos, yogures, leches, aderezos, panes y barritas de cereal, que otorgan no solo un valor nutritivo, sino también un aspecto de prevención contra enfermedades cardiovasculares.

La cantidad de fitoesteroles en este tipo de alimentos puede variar, por ejemplo una margarina puede contener entre 1 y 1.5 gramos y en el caso de los yogurts existen marcas que aportan entre 0.5 a 1.5 gramos de estos elementos, por esta razón, es importante que al momento de comprarlos se lea la etiqueta nutrimental para conocer la cantidad contenida. Además, en el caso de las margarinas se recomienda preferir aquella que contengan ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, así como  yogures y leches bajos en grasa o descremados.

El consumo de alimentos con fitoesteroles debe acompañarse de la práctica diaria de un estilo de vida saludable que incluya una alimentación correcta, actividad física y probióticos como el Lactobacillus casei Shirota.

¡Cuida tu salud!

Comments are closed.

0
    0
    Carrito
    Carrito esta vacíoVolver a la tienda
    Pedidos por chatbot